Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 16 de enero de 2018

El municipio pierde por vez primera población después de 19 años de incrementos





Poio perdió población en 2017. Y el hecho en sí ya es noticia, porque no sucedía desde el año 1996. Al cierre del último año, la localidad poiense contaba con 16.871 habitantes, 30 menos que en 2016, cuando tenía 16.901. De este modo, 19 años después, el municipio registró un crecimiento demográfico negativo y no pudo completar las dos décadas de aumento poblacional.
Este hecho impide al concello, además, superar la barrera de las 17.000 personas. Una previsión que estaba en mente del ejecutivo municipal de cara a comenzar el 2018, pero que finalmente tendrá que esperar.
Pese a que este es el primer dato negativo en casi 20 años, la cifra no resulta alarmante. Es cierto que Poio no ganó habitantes y cortó su dinámica al alza, pero la pérdida fue de solo un 0,18%. Un porcentaje que es la mitad del crecimiento interanual entre 2017 y 2016 (+0,36%). Y que además, se queda muy lejos de los incrementos registrados en la última década. Porque entre el 2006 y el 2016, el número de empadronados en la localidad pasó de 15.201 a 16.901. Es decir, aumentó un 11,1%, lo que equivale a una media de 1,1% al año. Unas variaciones mucho más elevadas que las escasas registradas en 2017.
Segunda mejor cifra
Aunque por primera vez en 19 años los datos de población son negativos para Poio, la cifra registrada el pasado año es la segunda mejor de su historia. Tan solo en 2016 el municipio tuvo más población. Los 16.871 residentes actuales son más elevados que los datos de 2015 (16.842) y años anteriores.
En cuanto al sexo, se da la curiosidad de que el número de hombres es exactamente igual que el de 2016. Poio cuenta con 8.355 hombres. De este modo, la pérdida de población corresponde exclusivamente a las mujeres, que pasan de 8.546 a las 8.516 actuales.
En 2016, Poio fue uno de los cuatro municipios de la comarca y alrededores que logró un saldo vegetativo positivo. Tan solo Barro, Ponte Caldelas y Pontevedra seguían la tendencia del municipio poiense. Tras el 2017, solo la capital se mantiene en números de crecimiento. De hecho, Poio registra el mejor porcentaje (-0,18%) sin tener en cuenta a Pontevedra. Barro y Ponte Caldelas también perdieron habitantes. El primer ayuntamiento, 47. El segundo, 9. Ambos guarismos son peores porcentualmente que Poio.
Por su parte, otros municipios similares en cuanto a población, no lograron cortar su crisis demográfica en el 2017. Marín acumula siete años de pérdida poblacional. Sanxenxo encadena el quinto consecutivo (aunque en su caso los residentes se multiplican en verano) y Caldas de Reis, el cuarto. Mientras, localidades como Cuntis ya suman 17 ejercicios de saldo vegetativo negativo y Campo Lameiro alcanza 24 años consecutivos perdiendo población.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/01/14/municipio-pierde-vez-primera-poblacion/1819497.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario