Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 9 de enero de 2018

La población de la comarca baja a un ritmo de más de un vecino por día


El hecho de que Pontevedra y Cotobade ganen habitantes contrasta con el bajón del resto de los concellos

Pontevedra es una de las ciudades más rejuvenecidas de la comunidad, algo muy meritorio en una Galicia que envejece a pasos agigantados y donde la población no deja de mermar. Pero la situación que vive la urbe del Lérez poco tiene que ver con lo que pasa a su alrededor, en su entorno más próximo. El conjunto de la comarca pierde población a un ritmo de algo más de un habitante por día -el bajón en un año es de 758 personas-. Al menos eso es lo que dicen los datos recién publicados del Instituto Nacional de Estadística (INE), que toman como última fecha de referencia el 1 de enero de 2017.
Dado que hay buenas y malas noticias, empecemos por las buenas. Efectivamente, Pontevedra vuelve a ganar población. Concretamente, los últimos datos del INE le otorgan 122 vecinos más que el año anterior. En realidad, la ciudad sigue la línea de los últimos años donde, salvo excepciones, logró ir engordando paulatinamente su padrón. De hecho, las últimas cifras indican que Pontevedra tiene 2.347 vecinos más que hace una década.
Cerdedo-Cotobade, que estrena estadística como municipio fusionado, también está de enhorabuena. ¡Gana población! Y esto sí es una novedad en un municipio rural, de ahí que el mandatario, Jorge Cubela, lo haya anunciado de forma grandilocuente en las redes sociales. Concretamente, suma 36 vecinos.
Las malas noticias empiezan a partir de ahí. Ni siquiera otros concellos que en años recientes lograron ganar población, como Poio y Barro, esta vez no lo hacen. Todo al contrario, el primero pierde 30 vecinos y el segundo 47. Pero si hay un concello donde la situación sea peliaguda ese, sin duda, es el de Marín. En solo un año el INE le adjudica una bajada de nada menos que 241 personas. Si se echa la vista atrás las cifras marinenses son para llorar. En el 2007, es decir, hace solo diez años, tenía 1.007 habitantes más que en 2017.

La ayudas a la natalidad no tira
En los restantes municipios la tónica es parecida. La sangría poblacional continúa en todos ellos. En A Lama, por ejemplo, el bajón vuelve a ser de 109 habitantes, con lo que el concello se queda con un padrón de únicamente 2.478 personas. Campo Lameiro, el término más pequeño de la zona en cuanto a vecinos, baja también en 27 ciudadanos. Tanto A Lama como Campo Lameiro y Cuntis cuentan con ayudas económicas para fomentar la natalidad. En ninguno surtió efecto.
Marín es el término que más personas pierde; tiene mil personas menos que hace diez años

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2018/01/05/poblacion-comarca-baja-ritmo-vecino-dia/0003_201801P5C1992.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario