Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

domingo, 16 de octubre de 2016

La temporada de caza menor comienza hoy con pesimismo por la escasez de presas en el monte



El calor favoreció la cría, pero los tecores lamentan la merma en la población de conejos por las enfermedades o la presión de otras especies -Hay unas once mil licencias en Pontevedra


La temporada de caza menor 2016/2017 comienza hoy en Galicia. Hasta el día 6 de enero, este incluido, unos once mil cazadores con licencia en la provincia de Pontevedra podrán salir al monte todos los jueves, domingos y festivos de carácter estatal y autonómico. Una temporada que en la comarca comienza con cierto pesimismo entre los tecores por la ausencia de presas en el monte, o al menos está es la tónica general entre las sociedades de cazadores consultadas.
Por ejemplo, Manuel Martínez, del Tecor de Portas, diagnostica la situación de la fauna en el monte gallego de "estable dentro de la gravedad". Aunque pronostica que "habrá conejos para los primeros dos o tres días" explica que las enfermedades, la presión cinegética y la explosión demográfica de algunas especies de caza mayor como el jabalí están impidiendo un hábitat favorable en los tecores para la reproducción del "rey" de la caza menor en Galicia, el conejo.
También Iago Abal, del Tecor de Barro, transmite este mismo pesimismo en el inicio de la campaña: "cada año estamos peor por el tema de las enfermedades". Señala que aunque es cierto que el calor en los meses de verano pudo favorecer la cría de conejos, la lluvia es necesaria en estos últimos meses "para que crezca alimento y evitar pestes", y la lluvia, hasta hace solo unos días, ha brillado por su ausencia. De hecho, apunta que cada año el número de socios desciende dado que "no quieren pagar para luego no cazar nada".
Descenso de licencias
Un poco más optimista se muestra el presidente de la Federación de Caza de Pontevedra, Francisco Couselo, quien espera que el buen tiempo haya favorecido la cría de los conejos, aunque reconoce que ahora hay que esperan a ver como "afectaron las enfermedades". Couselo reconoce un descenso en el número de licencias en los últimos años en Pontevedra, frente a un ligero ascenso de los cazadores federados. Una caída que atribuye también a la despoblación del mundo rural, que aporta la mayor parte de los cazadores. También a que los "jóvenes no se acaban de enganchar a la caza". Couselo señala que el éxito en el inicio de la campaña va a depender mucho de la gestión de los tecores y señala que en zonas como Sanxenxo o el Baixo Miño han sabido adaptarse al descenso en la población de conejos implantando de forma satisfactoria otras especies de caza menor como es el faisán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario