Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

domingo, 2 de octubre de 2011

Los enlaces de Curro van a ser directos en las vías principales y otros por glorieta

El enlace de Curro tiene tal magnitud que se ha diseñado en tres niveles para permitir entradas subterráneas, a ras de tierra y otras que sobrevuelan la zona por medio de viaductos.

En total se han construido seis puentes, el más largo de 235 metros de longitud además de otros cuatro pasos inferiores, con dos túneles falsos de 90 y 98 metros de longitud, respectivamente
Todo ello permiten encajar casi veinte kilómetros de zona asfaltada que se insertan en 62 enlaces distintos, explica Carlos Portela, director de la obra de ingeniería, la de mayor tamaño que existe en las cuatro provincias gallegas.

También Jesús Álvarez, ingeniero de la Xunta de Galicia y responsable de otros importantes proyectos viarios en Galicia como el corredor de O Morrazo –con trincheras de hasta 80 metros de altura–, destaca la complejidad de este proyecto que en poco más de un año estará concluido en su totalidad, a la espera de que se ejecute el resto de la autovía a Baión.
Subraya Álvarez que allá por 2008, cuando participó en el replanteo de los terrenos, parecía imposible dibujar lo que hoy existe en la zona.

Y es que se trata del nudo de mayor tamaño de toda Galicia en el que hubo que trazar ejes que facilitasen la conexión directa de dos vías de alta capacidad (AP–9 y AG–4.1 ), que prevé además el enlace de la futura autovía a Baión, en dirección a Vilagarcía, pero que a la vez recoja los intensos tráficos de la actual carretera general PO–351 con 20.000 coches al día, según el IMD (Intensidad Media Diaria), y la carretera local a Cambados (PO–300), así como los accesos a los polígonos industriales presentes y futuros, en especial el de Barro–Meis.

En definitiva, muchos problemas a resolver y muchas soluciones sobre la mesa que han llevado a que esta infraestructura en vez de una obra de ingeniería parezca una obra de arte.
Recorrer la zona asfaltada en estos momentos ya da idea de que va a ocurrir con el tráfico a partir del próximo mes de octubre, cuando se acabe con el suplicio de usar el desvío que han tenido que programar hace un año y que causó muchos menos problemas de los esperados, según constata la Xunta. De hecho no hubo ni un solo accidente ni choques de importancia.

En la zona más baja de la obra es donde se observa más a la perfección el diseño que trazan los tres principales viaductos de la obra que tienen sendos gálibos de 16, 12 y 8 metros, respectivamente.

Túneles con ventanas

Pero también llaman la atención los túneles que se han ejecutado en la parte más baja de la obra, desde la cota a la que se encuentra la autovía de O Salnés.

Aunque cerrados, su diseño permite a los vehículos una total luminosidad, pues son cruzados en diagonal por una de las calzadas lo que supone que desde esta parte superior se puedan ver los túneles desde una especie de ventana a media altura.

Lo que si quedó claro en la visita a esta obra es que lo más complejo del proyecto está casi ultimado. Queda ahora un año para actuar a la máxima velocidad en la zona más inmediata a la autovía de O Salnés, básicamente para duplicar el ancho de la calzada.

También resta por la colocación del mobiliario de la carretera, especialmente las biondas de fibrocemento para las medianas que se fabricarán in situ en una maniobra que suele resultar espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario