Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 9 de octubre de 2015

La DGT mantiene a la curva de Curro entre los tramos con especial peligrosidad



La actualización por parte de la Dirección General de Tráfico de los tramos de carretera convencional con especial peligrosidad mantiene a la PO-531, entre los puntos kilométricos 6 y 18.5, entre las vías de comunicación de la comarca de Pontevedra con mayor riesgo circulatorio. Esta catalogación abarca, entre otros puntos, la denominada curva de Curro, en el municipio de Barro.
Tal circunstancia contrasta con el hecho de que, este verano, la Xunta de Galicia hubiese incrementado el límite de velocidad de 70 a 80 kilómetros por hora. Las fuentes consultadas precisaron que, dadas las condiciones de esta carretera, la velocidad genérica tendría que ser de noventa, si bien, en el pasado, se consideró más adecuado situarla diez kilómetros por debajo de esta cifra.
En noviembre del 2014, y tras una sucesión de accidentes, la Xunta aceptó reducirla a setenta, delimitación que no llegó a mantenerse ni un año. Y es que hace escasos meses la Administración autonómica decidió volverla a situar en ochenta, límite que estaba establecido cuando este fin de semana se produjo una colisión entre dos vehículos con el fallecimiento de uno de sus ocupantes.

Este siniestro volvió a sacar a la palestra las críticas de los usuarios de esta carretera, pero también de los vecinos que conviven con ella a diario. Coinciden en que es preciso reducir el límite -hay quien aboga, incluso, por situarlo por debajo de setenta- y establecer algún tipo de medida de calmado del tráfico. Entre estas voces se sitúa la de Andrea Cores, una vilagarciana que hace poco más de un año sufrió un brutal accidente que la mantuvo tres días en coma y que le ha dejado secuelas de por vida.
Según señalaron en su día desde la Xunta, los análisis practicados el año pasado pusieron de manifiesto la correcta resistencia del asfalto frente al deslizamiento. De hecho, aseguraron que se obtuvieron índices por encima de los que marca la normativa.
Vigilancia con radares
En cualquier caso, el hecho de que la DGT mantenga la catalogación para la PO-531 conllevará una intensificación de «la vigilancia con radares móviles». Asimismo, se integra dentro del Plan Integral de Vigilancia, que consiste, según pusieron de manifiesto desde este organismo, «en que cuando un conductor es detectado cometiendo una infracción de exceso de velocidad es parado e identificado y los agentes de la Agrupación de Tráfico también le realizarán, si lo consideran necesario, las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como una revisión de la documentación, para comprobar que tanto el permiso para conducir, ITV y seguro del vehículo se encuentran en regla».

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2015/10/09/dgt-mantiene-curva-curro-tramos-especial-peligrosidad/0003_201510P9C6991.htm?piano_t=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario