Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 27 de febrero de 2017

El kilómetro que se recorre con pánico y recordando muertos


Todo el vial de Pontevedra a Vilagarcía es un suplicio. Pero hay tramos, como el de Curro a Devesa, que dan auténtico pavor


Se emplaza a Manuel, Sabino, María José y José Manuel, portavoces de la plataforma de afectados por la PO-531 -el vial que une Pontevedra y Vilagarcía-, a recorrer los puntos más negros de un trazado de por sí color chapapote. El punto de partida, a petición de ellos, es junto a la iglesia de Curro, pero Manuel advierte: «Quedamos aquí para ensinar un quilómetro e pico moi complicado, o que vai de Curro a Devesa, pero que conste que che poderíamos ensinar calquera outro da estrada e atoparíamos barbaridades iguais. Isto é un desastre e senón xa o comprobarás», indica. Así se inicia el repaso a los que, a juicio de estas personas, son los peores puntos de un trazado al que se le lleva dando vueltas y vueltas doce años sobre el papel pero que pocas veces se actuó finalmente sobre él.
Empezamos cerca de la iglesia de Curro. Ahí, muestran tres cosas. Por una parte, una parada de autobús en un lugar con ralla continua que hace que, todos los días, los peatones atraviesen la carretera «xogándose a vida». Lo mismo les pasa a los que viven a orillas de la carretera. No tienen paso de cebra, así que se lanzan a cruzar por donde pueden: «Aquí hai un paso elevado, pero está despois da rotonda, para chegar a el tes que expoñerte a un montón de tráfico, co cal ninguén vai por aí. Nesta estrada dáse unha casualidade e é que os veciños viven na parte de arriba do trazado, na súa maioría, e teñen as fincas na de abaixo, co cal todos acabamos cruzando moitas veces ao día». Sin salir de este mismo punto, señalan otra cuestión: los parches sobre el asfalto. Y es que en los últimos años, a cuenta de la crisis, en lugar de aglomerarse totalmente una carretera por la que pasa una media de 18.000 coches al día se fueron poniendo trocitos nuevos de asfalto. A Manuel, Sabino, María José y José Manuel les da la risa viendo la especie de cebra que fueron haciendo sobre el vial con tanto rebacheo. Pero las ganas de sonreír se les quitan cuando uno de ellos dice: «Aquí houbo varios mortos, e alí adiante -se refiere a menos de medio kilómetro de distancia- tamén. Recordo a un avó e a súa neta e a outros veciños. Todos os temos moi presentes, aquí o tema dos accidentes foi terrible sempre».
Reconocen ellos, mientras se desplazan un poco más adelante, sin salir de Curro, para mostrar un sitio donde no existen aceras ni arcén por ninguno de los dos lados pese a haber casas, que los accidentes se redujeron con alguna media como aglomerados especiales. Pero lo gordo está por hacer. La carretera sigue «sen seguridade ningunha». Lo dicen llegando a Devesa. Ahí, en un sitio donde no vuelve a haber acera ni arcén, indican: «Aquí houbo tamén varios mortos. Ou temos a unha señora que vive aínda e que quedou desfeita por un accidente aquí», remachan.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2017/02/25/kilometro-recorre-panico-recordando-muertos/0003_201702P25C2991.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario