Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 10 de marzo de 2014

Manuel Corredoira: PO-531: ´Pasamos de casi tener una autovía de cuatro carriles a sufrir ahora un vial de tercera categoría´. La plataforma vecinal con la que se consensuó la reforma del vial, uno de los más saturados de la red autonómica en la provincia, piden que se retome el proyecto - La Xunta anuncia que invertirá 600.000 euros en renovar su firme



La Xunta anuncia que invertirá 600.000 euros en renovar su firme

La plataforma vecinal con la que se consensuó la reforma del vial, uno de los más saturados de la red autonómica en la provincia, piden que se retome el proyecto -


La plataforma que se movilizó contra la reforma de la PO-531 promovida por el entonces gobierno bipartito en la Xunta se opuso a un proyecto que dividía las parroquias de Alba, Campañó y Curro con un vial de cuatro carriles con vocación de autovía y muy agresivo con el entorno. La presión vecinal logró paralizar un proyecto cuyo comienzo parecía inminente y, ya con el nuevo gobierno, se consensuó un trazado y el espíritu de la obra cambió, combinando la mejora de la capacidad el vial con una mayor humanización del entorno. Fue a finales de 2011 cuando los vecinos de estas parroquias le dieron el visto bueno al proyecto definitivo que luego la crisis devolvió al congelador. Manuel Corredoira, portavoz de aquel colectivo, entiende que "estamos en tiempo de crisis y las inversiones tienen que ser muy meditadas pero en esta carretera el tráfico cada vez es más intenso y esta obra de mejora es necesaria". Los vecinos pasaron de "tener casi una autovía de cuatro carriles" y a la que se oponían, a contar ahora "con una carretera que parece de tercera categoría llena de baches", algo que también rechazan.

Es una de las carreteras de titularidad autonómica con una mayor intensidad de tráfico de toda la provincia -tan solo superada en volumen de vehículos por la PO-308, entre Poio y Sanxenxo- con una media de 18.000 vehículos al día, según los datos de la Xunta. Además, es la principal vía de comunicación libre de peaje entre la capital y la tercera ciudad de la provincia. Sin embargo, la PO-531, que une Pontevedra y Vilagarcía últimamente se asemeja más a una pista de pueblo que a una de las principales arterias de comunicación para la provincia.
Últimamente son muchos los usuarios que se están quejando del estado que presenta este vial, jalonado de baches y grietas. El desgaste es evidente en esta carretera que además soporta un elevado tráfico de vehículos pesados, ya que por ella pasan más de 1.500 camiones al día, según los datos de aforo de la propia Xunta. Los últimos temporales han acabado por empeorar el estado de un firme que pide a gritos una mejora.
Aunque sí se han llevado a cabo recientes trabajos de limpieza y mantenimiento de los márgenes, principalmente para prevenir anegamientos o la formación de bolsas de agua, lo cierto es que el asfalto presenta unas condiciones deplorables a lo largo de todo su recorrido, pero los socavones son especialmente molestos y peligrosos en la rotonda de Campañó, en el enlace con la VG-4.8 (la variante de Poio), así como en Alba y en Curro.

La situación no ha pasado desapercibida para la Xunta de Galicia que confirmó a FARO que esta carretera está incluida en la lista de actuaciones que se llevarán a cabo para mejorar la seguridad en los viales de titularidad autonómica y que conllevará la movilización de 306 millones de euros que se invertirán en la conservación de la red de carreteras en 2014 en Galicia. Concretamente, fuentes de la Consellería de Medio Ambiente e Infraestructuras avanzaron que la Axencia Galega de Infraestructuras acaba de aprobar el proyecto que define los puntos en los que se realizarán reparaciones del firme en esta carretera, así como en la PO-305 (entre Caldas y Vilagarcía a través del Pousadoiro), así como en la VG-4.8 (la variante de Poio). Según explican estas mismas fuentes, el proyecto cuenta con un presupuesto próximo a los 600.000 euros y será licitado en el plazo aproximado de un mes.

Proyecto aparcado
El actual mal estado que presenta la carretera también preocupa a los vecinos de la zona que ven además como el vial se deteriora sin que arranque de forma definitiva el ansiado proyecto para mejorarlo. La Plataforma surgida contra la reforma inicial que planteaba desdoblar la PO-531 y que fue impulsado por el bipartito, acabó consensuando el proyecto definitivo con el nuevo gobierno popular de la Xunta. El primer proyecto, valorado en 26 millones de euros, se expuso aprobó inicialmente en noviembre de 2007, hace más de seis años. Ahora ven con preocupación como esta actuación quedó aparcada en un cajón por culpa de la crisis pero creen que llegó el momento de que se retome, debido a la densidad de tráfico que soporta esta carretera y al mal estado que presenta. Es por ello que después de las fiestas de Carnaval intentarán volver a reunirse con el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra para solicitar que la modernización de la carretera entre Pontevedra y Vilagarcía se ponga en marcha de una vez por todas tras años de espera. Además, la Xunta decidió dar prioridad a la ejecución de la conocida como variante de Alba, que unirá la PO-531 con la carretera Nacional 550 hacia Santiago y Caldas, y que formará parte de la ronda urbana de Pontevedra.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/03/10/pasamos-autovia-cuatro-carriles-sufrir/982163.html

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/03/10/carretera-vilagarcia-agrava-deficiencias-espera/982162.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario