Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 24 de mayo de 2016

El fiscal pide penas de hasta 4 años de cárcel por el incendio mortal en una fábrica de Barro


Concluye que las medidas de seguridad en la factoría eran muy deficientes -El suceso terminó con un trabajador fallecido y otros tres heridos de gravedad al intentar escapar


La Fiscalía de Pontevedra pide penas ejemplares para los responsables de una fábrica de Barro que acabó siendo pasto de las llamas, así como para la persona encargada de la prevención y seguridad laboral en la factoría, como consecuencia del incendio que arrasó en marzo de 2012 las instalaciones de esta firma y que provocó la muerte de uno de los operarios y lesiones graves a otros tres. Según los escasos datos que han trascendido del escrito de acusación que presenta la Fiscalía, dos de las tres personas imputadas son los responsables de la fábrica para los que se reclaman penas de cuatro años de prisión para cada uno por un delito contra los derechos de los trabajadores en concurso con uno de homicidio por imprudencia y otros tres de lesiones. La tercera imputada es la persona responsable de la prevención y seguridad laboral en la nave para quien se piden dos años y medio de prisión.
Además, el fiscal también reclama importantes cantidades en materia de responsabilidad civil por la muerte de este operario y las lesiones sufridas por los otros tres.
El fiscal concluye que detrás del siniestro se encuentra un accidente laboral que tuvo como desencadenante la explosión de la caldera de esta fábrica de puertas. El Ministerio Público considera que supuestamente existían graves deficiencias en los sistemas de seguridad y evacuación de la factoría de tal forma que el operario fallecido, así como los otros tres que resultaron heridos de mayor gravedad, se encontraban todos ellos en la planta superior de la nave. Este piso superior tenía una rampa como único acceso que al quedar bloqueada por la explosión impidió que los obreros pudieran encontrar una salida para huir de las llamas y acabaron precipitándose al vacío desde una altura de unos nueve metros, al parecer, por distintos puntos de la nave. De hecho, Inspección de Trabajo ya impuso fuertes sanciones administrativas por las deficiencias de seguridad detectadas en su día en esta empresa tras producirse el incendio. La fábrica acabó presentando un ERE extintitivo.
La víctima, de Moraña
Aunque oficialmente en los documentos consta que el operario fallecido en aquel incendio, vecino de Moraña, se encontraba de baja cuando se produjo el siniestro, el fiscal sostiene en su escrito que el hombre realmente estaba trabajando dado que tenía puesta la ropa de faena y se encontraba en su puesto de trabajo, entre otros indicios que llevan al Ministerio Público al convencimiento de que no estaba realizando una mera visita a la factoría.
El escrito de acusación del fiscal está ya en poder del juzgado de Caldas que instruye el caso que, a su vez, está dando traslado del mismo a las partes implicadas, tanto las defensas como las acusaciones particulares personadas en la causa. El juicio tendrá lugar en un juzgado de lo Penal de Pontevedra

http://suscriptor.farodevigo.es/portada-pontevedra/2016/05/24/fiscal-pide-penas-4-anos/1466658.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario