Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 2 de mayo de 2016

Una marcha para seguir el ejemplo de Jonás



Más de mil personas recorren el Camino hasta Compostela para concienciar sobre la importancia de las donaciones



Jonás Brito tenía 17 años cuando falleció en octubre de 2008. Siguiendo su deseo, su familia donó todos sus órganos, tejidos y huesos, que salvaron numerosas vidas. Su ejemplo presidió ayer la Pontevedrada, la marcha solidaria nocturna en la que participaron 1.200 personas. La mayoría recorrió los 63 kilómetros del Camino de Santiago que distan entre Pontevedra y Compostela para concienciar sobre la importancia de la donación aunque otros, como Ángela Lemiña, sometida a un doble trasplante de pulmón hace solo un año, caminaron simbólicamente un tramo.
"No se trata de una competición ni hay que completar todo el recorrido, y que cada cual camine a su ritmo". La organización de la Pontevedrada recordó una y otra vez a los cientos de participantes que un año más esta marcha solidaria está abierta a todos, sea cual sea su edad, sexo, condición física y también nacionalidad.
Así, además de cientos de gallegos, cántabros, castellano leoneses, manchegos, catalanes, madrileños, andaluces, riojanos y aragoneses, en este 2016 participaron caminantes procedentes de Portugal, Italia, Bélgica y Francia. Todos ellos (un total de 1.200 recogieron sus dorsales) aunaron esfuerzos para visibilizar la importancia de las donaciones de sangre, tejidos y órganos.
Con anterioridad a la salida, tomaron la palabra Ángela Lemiña Dacosta, que consiguió sobrevivir a su gravísima enfermedad de pulmón gracias a un doble trasplante, y Mari Carmen Barra Álvarez, madre de Jonás Brito, el joven que donó todos sus órganos, tejidos y huesos.
Su madre explica que "la decisión de ser donante la tomó él, siempre decía que quería donarlo todo, sufrió un aneurisma cerebral y no dudamos en regalar todo, todo lo que se pudo aprovechar".
La generosidad de otro donante como Jonás Brito posibilitó que Ángela Lemiña se recuperase de su dolencia de pulmón, así que la joven animó a todos los asistentes a tomar conciencia de la importancia de las donaciones. "La Pontevedrada es una iniciativa muy interesante", explica, "porque ayuda a que todos tengamos presente que se pueden salvar muchas vidas".
La mayoría de los "marchosos" recorrió durante la noche los 63 kilómetros del tramo del Camino de Santiago entre Pontevedra y Compostela hasta llegar a la plaza del Obradoiro. Realizaron paradas en Barro, Caldas de Reis, Valga y Padrón y, una vez en la capital gallega, pudieron sumarse al sorteo de regalos que tuvo lugar en el Hostal dos Reis Católicos.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2016/05/01/marcha-seguir-ejemplo-jonas/1452487.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario